miércoles, 7 de septiembre de 2016

El Cascamorras reza ante la Virgen de la Piedad tras una carrera de 2:15 horas

Un año más, en la tarde del día 6 de septiembre, con el grito de guerra "Y no se la lleva", una multitud de bastetanos y visitantes recorría varias calles de la ciudad de Baza acompañando al Cascamorras, José Manuel Plaza, también conocido como "Maillo", venido de Guadix, hasta terminar la carrera en la Plaza de la Merced cuando éste hace su entrada en el Convento de la Merced.


Una vez que el Cascamorras se ha duchado en una de las dependencias del Convento de la Merced, ha pasado al interior de la Iglesia de la Piedad y se ha encontrado con la imagen de la Virgen de la Piedad. Arrodillado ante Ella, ha tenido un momento íntimo de oración y recogimiento en el que el Rector del Templo y todos los presentes a la Novena de la Virgen le han acompañado. Hay que señalar como anécdota curiosa que, debido a un despiste, el Cascamorras no pudo lucir su traje de gala al habérselo dejado olvidado en Guadix, por lo que vistió de manera improvisada con una camiseta y pantalón.

Después el Cascamorras ha dirigido unas palabras a los presentes y la Hermana Mayor de la Hermandad de la Piedad, dedicándole unas palabras también, le ha hecho entrega de un obsequio, una pequeña copia de la imagen de la Virgen de la Piedad, diciéndole: "Ya que no te has podido llevar a la Virgen de la Piedad, te entregamos esta copia en pequeño para que te consueles". De esta manera se daba por cerrado este acto que ha sido como un paréntesis dentro de la celebración de la Eucaristía, la cual ha continuado cuando el Cascamorras se ha retirado del Templo.

Para que los fieles pudieran entrar a la Novena sin que lo hicieran otro tipo de personas (cascamorreros, perioditas no acreditados, etc.), antes de su inicio, en el Memorial de la Virgen y en la Sacristía ha habido un equipo de guardias de vigilancia que ha sido contratado por el Ayuntamiento de Baza.










Fotos: Manuel Berruezo

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!