miércoles, 11 de mayo de 2016

La diócesis de Guadix ha puesto en marcha un taller de senderismo y oración con motivo del Año de la Misericordia



Ocho kilómetros para «elevar la mirada a las cumbres y, al mismo tiempo, elevar el espíritu». Así define la diócesis granadina de Guadix el taller de senderismo y oración que ha puesto en marcha la Delegación diocesana de Apostolado Seglar entre las localidades de Jérez del Marquesado y Cogollos. 


La iniciativa une las parroquias de estos dos municipios de Guadix, situadas en un enclave natural privilegiado, al pie de Sierra Nevada.

Este es el primer curso en el que se realiza tan singular dinámica, que comenzó su andadura en el contexto de la preparación del Año de la Misericordia. Por ese motivo, ambas parroquias granadinas han querido llamar a esta experiencia Caminando en misericordia, y enfocarla desde la idea esbozada por el Papa Francisco en la bula Misericordie vultus, de que «el ser humano es caminante y siempre está en camino; y el Año Jubilar, con su invitación a peregrinar y a atravesar la Puerta Santa, es una invitación a ponerse en marcha» en la vida de fe.

Orar en y con la naturaleza

El taller de senderismo y oración es algo más que un simple paseo por la montaña. Lo que pretende es propiciar un momento para la interiorización, la oración contemplativa, la alabanza y la reflexión sobre la comunión de los santos y la vivencia de la fe en la comunidad, pues el trazado transcurre «entre naturaleza, entre huellas de otras generaciones, y entre dos parroquias que son Iglesia», explica la diócesis accitana. Al llevarse a cabo en grupo, también se facilita la convivencia, lo que la convierte en una experiencia aún más rica.

Y aunque cada grupo puede adaptar los momentos de oración a la realidad de sus miembros, todos están invitados a visitar la ermita de la Virgen de la Cabeza de Cogollos, en lo alto de un pequeño monte, donde se lleva a cabo una oración mariana.

Por el Camino Mozárabe, y gratis

La Delegación de Apostolado Seglar ha programado que el taller se lleve a cabo al menos una vez al mes, o bien cuando un grupo lo solicite. Y el éxito ha desbordado la previsión inicial: en los últimos meses, han recorrido este itinerario los jóvenes del Secretariado de Infancia y Juventud, varios grupos de matrimonios de Baza, grupos de jóvenes que han participado en las parroquias en la Semana Santa… Y tanto desde la parroquia de Jérez como desde la Delegación de Apostolado Seglar recuerdan que, ahora que llega el buen tiempo, cualquier grupo –incluso de otras diócesis– pueden solicitar realizar esta experiencia, que es gratuita.

El sendero trascurre por el antiguo Camino Mozárabe que une Almería con Santiago de Compostela, un trazado que había caído en el olvido y que la diócesis accitana está recuperando.

El recorrido es corto, casi en llano, y discurre entre acequias y arboledas, lo que permite que sea para todo tipo de personas. Hasta ahora, la caminante más joven ha sido Nuria, que con 3 años hizo el camino de ida y vuelta.

Un párroco montañero

La iniciativa surgió del párroco de ambas localidades, José María Tortosa, montañero experimentado incluso por encima de los 3.000 metros, que ha puesto su experiencia de caminante y sacerdote «al servicio de quienes quieran abrir el espíritu y encontrase con Dios» de una forma diferente.

Como concluyen desde la diócesis de Guadix, el taller de senderismo y oración «es un ejercicio, sobre todo interior, que nos ayuda a sentirnos peregrinos, caminantes de nuestra propia historia, en la que Dios ha querido hacerse accesible y a través de la oración nos ayuda a sentir su cercanía».

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!