sábado, 23 de abril de 2016

José Ramón Noguera realiza una conferencia sobre el Cristo de la Misericordia con motivo a su 75 Aniversario



La imagen costo 12.000 pesetas y fue costeada por una familia murciana en 1941

En la noche de ayer, viernes 22 de abril, en el salón de actos del Museo Arqueológico de Baza, tenía lugar la conferencia organizada por la Cofradía de la Soledad con motivo del 75º Aniversario de la llegada y bendición de la imagen del Santísimo Cristo de la Misericordia a Baza. 

El acto se iniciaba con la presentación que ha hecho del ponente el Hermano Mayor de la Cofradía de la Soledad, Antonio Vallejo.

El ponente, José Ramón Noguera, Vice-Hermano Mayor de la misma Cofradía, comenzaba su intervención reconociendo que él no es historiador pero que su labor ha sido como la de un "detective" que ha de averiguar datos conforme va investigando porque documentación oficial editada sobre el origen e historia de la imagen del Cristo de la Misericordia no hay hasta el momento presente.

Ayudado de la exposición visual de fotografías y de algunos documentos privados de los inventarios del patrimonio o de cuentas del Convento de la Merced, o de libros de crónicas de la comunidad franciscana de la época que moraba en dicho Convento, el ponente ha ido desarrollando, a modo de pinceladas, todo lo que ha podido averiguar sobre el origen y la historia de esta sagrada imagen.

En un primer momento, Noguera ha contextualizado los tres acontecimientos históricos en los que el Convento de la Merced, como el resto de conventos y templos bastetanos, ha sufrido lamentables destrozos: la Guerra de la Independencia, la Desamortización de Mendizábal y la Guerra Civil. Una de las imágenes que había en la Iglesia del Convento de la Merced y que aparecen documentadas ya en el siglo XIX era la del Crucificado conocido como el Cristo de la Expiración, posiblemente fuera la imagen y devoción antecesora a la del Cristo de la Misericordia. Esta imagen fue destruida en la Guerra Civil.

Después Noguera ha ido componiendo cómo tras la Guerra Civil se va recuperando el patrimonio artístico religioso de los templos, especialmente con la donación de familias destacadas y pudientes económicamente. En el Convento de la Merced es importantísima la labor llevada a cabo por el franciscano Padre Pedro Lozano, quien a través de originales formas fue recabando dinero para la compra de las nuevas imágenes o a través de donaciones de particulares conocidos suyos.

Fue de esta manera como se consiguió la imagen del Cristo de la Misericordia, a través de una familia acomodada de Murcia, que la compró y donó en el año 1941, con su llegada a la ciudad el 1 de junio. El coste de la compra de la imagen supuso unas 12.000 pesetas de la época. Realizada en pasta de madera (mezcla de escayola y madera) y mediante una moldura en serie, se cree que fue elaborada en una de las tres fábricas de imaginería sacra que había en la localidad de Olot (Gerona). En la actualidad sólo permanece abierta una, conocida como Fábrica "El Arte Cristiano", la que se considera de más alta calidad. Todos los indicios apuntan a que ésta sería la que elaboró la imagen del Cristo de la Misericordia. El ponente, que se ha desplazado hasta allí, ha mostrado y explicado a través de fotografías el proceso artesanal y el método de trabajo de esta Fábrica.

En un segundo momento, José Ramón Noguera ha tratado lo referente al culto que ha recibido el Cristo de la Misericordia desde su llegada a Baza, un año antes que la imagen de la Virgen de la Soledad. Por eso, ambas imágenes recibían culto pero por separado: primero se realizaba el del Cristo de la Misericordia que consistía en un quinario y, días después, se le daba culto a la Virgen de la Soledad en un novenario. Desde la llegada de ambas imágenes, al principio sólo procesionaba la imagen de la Virgen de la Soledad en la Semana Santa, saliendo en dos ocasiones en el Viernes Santo.

Las primeras salidas del Cristo de la Misericordia no fueron procesionales sino para acompañar en un Vía crucis que se hacía en la mañana del Viernes Santo. Es en 1950 cuando por primera vez el Cristo de la Misericordia salga en procesión en la Semana Santa, también en Viernes Santo. Será décadas más tarde cuando salga en Miércoles Santo acompañado por la imagen de la Virgen de la Soledad. Se han mostrado fotografías de la evolución de la procesión en cuanto a la imagen, a la que se le cambia la cruz y a la que se le añaden unas potencias en la cabeza, y en cuanto a los tronos que ha llevado en las distintas épocas.

Por último, el ponente ha hecho referencia al cuadro que en la actualidad se encuentra en la Capillla del Cristo de la Misericordia, a un lado de la imagen, donde se indica la concesión de indulgencia plenaria concedida por el Nuncio Apostólico. 

Y mostrando una fotografía con los pies desgastados del Cristo de la Misericordia, Noguera a finalizado su ponencia destacando que el valor del Cristo de la Misericordia no se encuentra en su calidad artística sino en la gran devoción de tantos bastetanos y bastetanas que en estos 75 años se han acercado a él para mostrarle su amor y orar ente él.

El Hermano Mayor ha cerrado este acto señalando que en la tarde-noche del próximo sábado 11 de junio, el Cristo de la Misericordia saldrá nuevamente a las calles de forma extraordinaria, y lo hará del mismo modo que lo hiciera en los primeros años de su llegada a Baza: en Solemne Vía Crucis.





0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!