domingo, 31 de enero de 2016

Mons. Ginés García realiza su visita pastoral a la misión de los sacerdotes diocesanos en Honduras



El Obispo de Guadix, Mons. Ginés García, está realizando su visita pastoral a los misioneros diocesanos que hay en Honduras. Desde el 28 de enero y hasta el 12 de febrero, el prelado accitano se ha desplazado hasta Tegucigalpa para conocer de cerca la misión que realizan los tres sacerdotes diocesanos que hay en ese país. 


También conocerá la labor que realiza el accitano José Luis Campoy y se entrevistará con el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga. Es la primera vez que un Obispo de Guadix visita ese país, donde hay presencia de sacerdotes accitanos desde hace más de 20 años.

Mons. Ginés García inició su viaje el jueves 28 de enero. Durante todos esos días va a vivir con los sacerdotes que la diócesis tiene en esas tierras hondureñas, a las afueras de Tegucigalpa. Allí están, desde hace más de 20 años, Patricio Larrosa, que es de Huéneja, y Ramón Martínez, que es de Huéscar. El tercer sacerdote es Andrés Porcel, de la ciudad de Guadix, que lleva unos tres años. El Obispo va a convivir con estos sacerdotes y conocerá de cerca la labor que realizan en ámbitos muy diferentes de la pastoral.

El padre Patricio, como popularmente se le conoce, ha desarrollado una labor impresionante en los barrios marginales de Tegucigalpa promoviendo la educación. Desde el principio, creó escuelas que permitieron que los más pequeños pudiesen acceder a la cultura y labrarse un futuro. Los niños fueron creciendo y los centros formativos también: desde la guardería hasta secundaria. Hoy son más de 5.000 los niños que reciben enseñanza, cada día, en los colegios creados por el padre Patricio. Muchos de esos niños ya han completado sus estudios y han terminado sus carreras en la Universidad. Y algunos, trabajan como maestros en los colegios donde comenzaron a  estudiar. Sin duda, una gran labor que, desde hace muchos años, siembra de futuro las afueras de Tegucigalpa, aportando cultura y llevando el Evangelio. Desde Huéneja, su pueblo natal, y desde toda España, es apoyado por la Ong “ACOES, Colaboración y Esfuerzo”

Ramón Martínez ha dedicado su labor durante estos 20 años al campo sanitario. Compaginando su acción pastoral en la parroquia, ha dedicado mucho tiempo a ayudar a los que sufren alguna enfermedad y no tienen recursos para afrontarla. Entre sus hazañas se encuentra la creación de una casa para atender a enfermos de Sida, cuando la enfermedad estaba comenzando y no había quién les atendiera. El centro se llama “Casa Zulema” y pronto se convirtió en todo un referente en el país en la atención a los enfermos de Sida. Allí eran acogidos y recibían, sobre todo, cariño. Hoy, el padre Ramón dedica la mayor parte del tiempo a la pastoral de la salud, haciendo presente el Evangelio entre los que sufren la enfermedad.

Andrés Porcel lleva menos tiempo en Honduras: unos tres años. Su labor pastoral se desarrolla, sobre todo, en pueblos pequeños de las afueras de Tegucigalpa –aunque, eso sí, mucho más grandes que los pueblos que dejó en la Diócesis de Guadix- . En las parroquias, bautiza, celebra la Misa, casa,… anuncia a Jesús. El primer día que llegó a Honduras, vio como mataban a una persona en las puertas de la parroquia. Sin embargo, ese primer impacto no impidió que Andrés quedara seducido por aquellas personas entre las que hace presente el Evangelio. Y allí permanece, contento con la labor que realiza.

Además de estos sacerdotes, el Obispo va a conocer la labor que realiza en Honduras la Ong “Solidaridad Honduras” que, desde Guadix, ayuda todo lo que puede en Honduras. Allí hay un accitano realizando una gran labor humanitaria: José Luis Campoy. El Obispo también conocerá todo lo que hace en Tegucigalpa, donde lleva ya varios años.

Mons. Ginés García acaba de terminar su visita pastoral a las parroquias de la diócesis accitana. Este viaje, para conocer la labor que realizan estos sacerdotes accitanos, tiene también carácter pastoral y completa, sin duda, la visita que ha realizado, durante cuatro años,  a todas y cada una de las parroquias del territorio diocesano, en el norte de la provincia de Granada. Ahora se ha ido más lejos, pero es que, desde hace 20 años, Honduras, y en concreto Tegucigalpa, es un poquito de la Diócesis de Guadix. Y tenía que ir.
Antonio Gómez

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!