viernes, 23 de octubre de 2015

La parroquia de Jérez del Marquesado realiza el rito del envío de catequistas

La parroquia de Jérez del Marquesado ha celebrado el envío de catequistas y la entrega de los catecismos a los niños, adolescentes y jóvenes que comienzan la catequesis en este curso pastoral año de la Misericordia.


El tiro se enmarcó en la jornada mundial del Domund para así solidarizarse con los misioneros.

Fue durante la celebración de la Eucaristía del domingo 18 de octubre, donde han participado todos los niveles de catequesis de iniciación en la fe (descubrimiento, crecimiento y profundización) tanto los catequistas y los catequizandos como una amplia representación de padres y madres que también participan en la catequesis mensual dirigida a ellos.

Su párroco, José María Tortosa, recuerda que "somos conscientes de que la transmisión de la fe es tarea de toda la comunidad y por eso la hemos hecho partícipe en esta celebración del envío de catequistas y entrega de los catecismos “Jesús es el Señor” y “Testigos del Señor”. Ahora queda todo un año de catequesis para pasar a la vida lo que celebramos y lo que vamos aprendiendo semana tras semana en las reuniones de catequesis".

El clima de la celebración fue festivo y estuvo marcado por la profesión de fe que todos hicimos juntos, la entrega de la luz y la imposición de la cruz a las catequistas que han sido enviadas a llevar la Buena Noticia allá donde se encuentren.

Por su parte, el resto de las actividades pastorales de la parroquia de Jérez, también están en marcha desde que el pasado 30 de septiembre, fuera la reunión del Consejo Parroquial de Pastoral para fijar los objetivos de este curso pastoral en torno al Año de la Misericordia.

Entre ellos, seguirán trabajando el ser comunidad de comunidades que se forman, estudian el Evangelio, celebran su fe y comparten con los pobres tanto en el entorno de la parroquia como fuera en estrecha colaboración con Caritas, Proyecto Hombre y otras asociaciones e instituciones que trabajan con los pobres y formen parte de la comunidad.

Entre las actividades programadas, se recupera la oración comunitaria una vez al mes, preparada por todos los grupos parroquiales, la convivencia-comida de Navidad y la visita a los enfermos semanalmente y en Navidad. 

También se participará en las actividades diocesanas que se organicen en torno al Año de la Misericordia y en la Escuela de Evangelio y Vida que echa andar en este curso pastoral.

J. Tortosa
Párroco de Jérez del Marquesado

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!