miércoles, 24 de junio de 2015

Mons. Ginés García Beltrán, Obispo de Guadix, imparte una charla sobre la Virgen de la Piedad



En la tarde de ayer, tenía lugar en el auditorio del Centro Cultural Santo Domingo la segunda de las charlas que con motivo al 525 Aniversario del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Piedad, la Hermandad ha organizado teniendo como ponente al Obispo de Guadix, Mons, Ginés García Beltrán. 

En primer lugar, tomaba la palabra Rocío Ruiz para agradecer la presencia del Sr. Obispo en este ciclo de conferencias y después el consiliario de la Hermandad, el Padre Emilio, tomaba la palabra para presentar al ponente bien conocido por los asistentes por lo que destacó el amor que profesa el Obispo a la Virgen María.


Seguidamente, Mons. García Beltrán hacía constatar que "estamos ante una imagen que lleva por nombre Piedad, y que aún no representando la imagen clásica de las vírgenes de piedad, esta advocación se presenta como una Virgen joven, con el Niño Jesús en sus manos enseñando y ofreciendo el fruto de su vientre". 

A continuación, destacó dos rasgos de lo que verdaderamente significa "piedad", y tras recordar que es uno de los frutos del Espíritu, la piedad no se puede solamente identificar con tener compasión con el prójimo, sino que "indica nuestra pertenencia a Dios y a su vez un vínculo profundo con él"

"Este vínculo con el Señor no se entiende como un deber sino como una amistad con Dios desde la alegría". La piedad, proseguía el prelado, "nos tiene que llevar al agradecimiento, a ver la acción de Dios en todo el mundo".

De igual modo, la piedad debe ser sinónimo de confianza filial a Dios, "de crecer verdaderamente en el misterio divino y verter el amor hacia los demás en una verdadera relación fraterna con Dios".

En la segunda parte de su ponencia, el Obispo de Guadix destacó la enorme devoción que el pueblo de Dios profesa hacia la Virgen, y ya desde el comienzo de la misma Iglesia, ella es declarada la Madre de Dios y por ende, "madre nuestra". Y esta unión, entre el pueblo y la Virgen no es mero sentimentalismo, sino que es profunda y real. 

Don Ginés recordó cómo la Virgen es el "misterio de la luna". Y es que María no tiene luz propia, su luz viene de Cristo. Ella es el filtro del sol pues María siempre lleva a Jesús. 

Por último, el Obispo recordaba algunas de las formas de piedad y de culto que transforman el corazón: el rosario y el angelus e invitó a los presentes a realizar estos actos de piedad pues son oraciones "que nos llevan a Dios". 

Terminaba su exposición recordado que "la joya de Baza es la Virgen de la Piedad, y mientras haya devoción habrá fe en Baza".  

Tras un largo y caluroso aplauso, la Hermana Mayor entregaba un pin con la imagen de la Piedad como recuerdo por la charla impartida. 

Hoy miércoles y a las 20:30 h., tendrá lugar la última charla de este ciclo mariana llevando por título "Proceso de restauración de la escultura de Nuestra señora de la Piedad de Baza", por Don Dionosio Olgoso Moreno, artista y restaurador granadino que ha llevado a cabo las últimas restauraciones que se han hecho a la imagen de la Virgen de la Piedad.

El Obispo celebró la Santa Misa en la Iglesia de la Piedad
una hora antes de la conferencia. 

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!