sábado, 25 de marzo de 2017

La Diócesis de Guadix ya tiene 13 nuevos beatos martirizados en la Guerra Civil




Desde la mañana de sábado 25 de marzo, la Diócesis de Guadix cuenta ya con 13 nuevos beatos. Han sido proclamados así por la Iglesia en una celebración masiva que se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Aguadulce, en Almería. 


Ha sido presidida por el Cardenal Angelo Amato, como legado pontificio, y han concelebrado, entre otros, el Arzobispo de Granada, los Obispos de Almería, de Cartagena y, por supuesto, el de Guadix. 


También han concelebrado el Nuncio, Mons. Renzo Fratini; los Cardenales Blázquez, Cañizares, Osoro y Amigo, Arzobispos y Obispos de distintos lugares de España y decenas de sacerdotes. A la celebración han asistido más de 5000 fieles, venidos de todos los rincones de España, que han llenado el recinto, convertido en un inmenso templo.


Allí, justo en el comienzo de la celebración, el Cardenal Amato ha leído la carta apostólica en la que el Papa Francisco inscribe en el libro de los beatos a los 115 venerables siervos de Dios que dieron su vida en defensa de la fe. Después, se ha desplegado un enorme lienzo alegórico de los nuevos beatos, en el que hay representada una procesión de mártires, en torno a la cruz y Cristo resucitado, así como las palmas del martirio y la fachada de la catedral de Almería. Ha terminado este momento de la celebración con la llegada en procesión de las reliquias y un prolongado aplauso de la asamblea, en acción de gracias por esta beatificación.


En la homilía, el Cardenal Angelo Amato ha referido la vida y el testimonio de algunos de los nuevos beatos. A ellos, dijo, “les debemos memoria”, al tiempo que destacó el testimonio de fe de los 115 mártires que hoy suben a los altares. Sobre el sufrimiento que padecieron los mártires de Almería, dijo que “en aquel calvario español no hubo solo tres cruces sino miles de cruces en todo el país”. También se refirió al tiempo presente, del que dijo que hay una nueva persecución, no martirial pero destinada a desacreditar la fe cristiana. Y terminó encomendando a la Virgen, Reina de los Mártires, que nos ayude a no olvidar el testimonio de los mártires.


A la celebración han asistido muchos accitanos, venidos de distintos pueblos de la diócesis, Así, había personas de Cúllar, de Caniles, de la Calahorra, de Baza, de Jérez del Marquesado, de Huéscar y de Guadix. Unos quinientos han llegado en autobuses, pero han sido muchos los que se han desplazado por su cuenta. Allí se han unido a los miles de almerienses, granadinos, murcianos, jienenses y de otros lugares de España, que llenaban el recinto. Muchos de los asistentes eran de etnia gitana, venidos de toda España y convocados por el Secretariado de Pastoral Gitana de la CEE, para celebrar la subida a los altares de la primera beata gitana, Emilia la Canastera, natural de Tíjola (Almería).

Al final, el Obispo de Almería, Mons Adolfo González Montes, agradeció a todos, a la Iglesia y a Dios la glorificación de los nuevos beatos, testigos de Cristo, y expresó la alegría de la Iglesia almeriense por esta beatificación.


A partir de ahora, en la diócesis de Guadix, habrá Misas de acción de gracias por los nuevos beatos. Por ejemplo, en Baza será mañana domingo, en la parroquia de San Juan. A nivel diocesano, la Misa de acción de gracias será el sábado 22 de abril, después de Semana Santa, en la catedral, a las 8 de la tarde. Será una celebración diocesana, presidida por el Obispo de Guadix, a la que estamos invitados todos.


Antonio Gómez















0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!