sábado, 28 de mayo de 2016

El Obispo de Guadix presente en la toma de posesión del nuevo Obispo de Jaén

El nuevo obispo de la Diócesis de Jaén, Mons.Amadeo Rodríguez Magro, ha tomado posesión de su cargo en la Catedral de Valdelvira ante unos 2.000 fieles, además de 27 cardenales, obispos y arzobispos, entre los que se encontraba el Obispo de Guadix Mons. Ginés Beltrán en una ceremonia realizara esta mañana en la catedral de Jaén.


 En su primera homilía desde la Cátedra diocesana, moseñor Amadeo ha pedido unidad ha todos los católicos de la diócesis y ha comprometido un impulso en la evangelización y la vocación misionera.

Las autoridades llegaron al templo en procesión, con el Nuncio de Su Santidad, Renzo Fratini, junto a Rodríguez Magro y los representantes de la Iglesia llegados de toda España para acompañarlo en el inicio de su nuevo episcopado.

En la Puerta del Perdón, Fratini presentó al que es el obispo número 75 de la Diócesis jienense al Consejo de Consultores y al Cabildo Catedralicio, cuyo presidente deán, le dio a besar el 'Lignum Crucis' y le ofreció agua bendita, tras lo que entraron en procesión hasta el presbiterio.

Ya en el altar, el hasta ahora obispo, Ramón del Hoyo, pronunció una breve alocución, a la que siguió la del Nuncio Apostólico. El secretario-canciller del Obispado leyó la Bula del Nombramiento de Rodríguez Magro firmada por el Papa Francisco. Fratini invitó al nuevo obispo a sentarse en la cátedra con la mitra y le entreguó el báculo, simbolizando así la sucesión apostólica y la continuidad pastoral, momento en el que las campanas de la Catedral repicaron.

A continuación, se celebró una Misa solemne, presidida ya por el nuevo obispo, a cuyo final los obispos y arzobispos presentes pasaron a la Sala Capitular para firmar como testigos en el acta de la toma de posesión.

Para esta nueva etapa, Rodríguez Magro ha escogido como lema episcopal 'Parare vias domini' y ha inspirado su ministerio episcopal en el Bautista y en su tarea de preparar los caminos del Señor para el encuentro con el hombre, mientras que su escudo contempla la acción del Dios Trinidad en la Iglesia, sobre la que proyecta permanentemente su amor y su gracia.

El nuevo obispo de Jaén, cuyo nombramiento se hizo público por la Conferencia Episcopal Española el pasado 9 de abril, sucede en el cargo a Ramón del Hoyo López, tras su renuncia por edad y la aceptación por parte del Papa Francisco. 

TRAYECTORIA 

Nació en San Jorge de Alor (Badajoz) el 12 de marzo de 1946. Estudió en el seminario diocesano de Badajoz y logró la licenciatura en Ciencias de la Educación (sección Catequética) en la Universidad Pontificia Salesiana de Roma. Recibió la ordenación sacerdotal el 14 de junio de 1970. Su ministerio sacerdotal lo desarrolló en la diócesis de Mérida-Badajoz. Además fue secretario general del Sínodo Pacense (1988-1992) y secretario de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz (1994-2003). En 1996 fue nombrado canónigo de la Catedral de Badajoz, cuyo cabildo presidió desde 2002 a 2003.

También fue profesor en el seminario y en el centro de estudios Teológicos (1986-2003), en la escuela diocesana de Teología para Laicos (1986-2003) y de Doctrina Católica y su Pedagogía (1987-2003) en la universidad de Extremadura. Fue miembro del consejo asesor de la Subcomisión Episcopal de Catequesis de la Conferencia Episcopal Española.


En 2003 fue nombrado obispo de Plasencia por Juan Pablo II. En la CEE es el vicepresidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis desde 2014, de la que ya era miembro desde 2003.

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!