martes, 14 de junio de 2016

Traslado del Santo Cristo de la Guía, una tradición de la Cofradía de la Esperanza de la ciudad de Huéscar



 Cristo de la Guía, de autor desconocido del siglo XVII, restaurado por Sánchez Mesa

El pasado sábado 11 de junio, la Hermandad del Stmo. Cristo de la Expiración y Ntra. Sra. de la Esperanza de Huéscar realizaró su tradicional traslado del Santo Cristo de la Guía desde la casa del tesorero saliente, Juan Julián Guillén, a la del entrante, José Leandro, tal y como marca la tradición.

Tras el traslado el tesorero entrante obsequió con una copa de vino español a la junta de gobierno y a su familia y amigos, quienes pararon juntos un agradable rato de tertulia cofrade y de confraternidad.

El párroco, José Antonio Martínez, estuvo presente y realizó las respectivas oraciones tanto en casa de ambos tesoreros. 

------------------------------

El cargo del tesorero en esta Cofradía es honorífico de un año y se hace por estricto orden de antigüedad. Dicho tesorero representa a la Hermandad con el Hermano Mayor durante ese año en todos los actos y cultos, tiene voz y voto en la Junta de Gobierno y como estipulan los estatutos tiene la misión de custodiar en su hogar el Cristo de la Guía, la banderola y el cetro todo el año hasta que entra un nuevo y se lleva de casa del saliente al entrante. 

De igual modo, en el artículo 1.2. de los Estatutos de esta Hermandad oscense ya figura que uno el fin general de la Cofradía, es cultivar la vida cristiana mediante el culto y devoción al Santísimo Cristo de la Expiración, María Santísima de la Esperanza, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Señora de la Piedad y del Santo Cristo de la Guía. 

Por último, cabe destacar que como el Cristo es la Cruz de Guía de Hermandad,  el Miércoles Santo por la tarde la Junta de Gobierno irá a la casa del tesorero a por el Cristo en un acto recogido pero muy emotivo.



0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!