viernes, 24 de junio de 2016

Se restaura el Corazón de Jesús de la Iglesia de las Angustias de Guadix

Restaurado en los talleres de los Hnos. Perez Vicente

La imagen del Sagrado Corazón de Jesús es una pieza de mediano formato realizada en pasta celulósica y yeso con ojos vítreos. Se puede situar su hechura en la segunda mitad del siglo pasado. Y que goza de cierta devoción entre los fieles del templo de la Iglesia de las Angustias de Guadix.


Presentaba suciedad acumulada por el paso del tiempo (polvo y suciedad producida por la combustión de las velas), así como una película general en toda la imagen por la aplicación de alguna sustancia para su limpieza que con el paso del tiempo afeaba y modificaba los colores naturales de la propia Imagen.

Lo primero que se hizo fue limpiar la suciedad acumulada y la producida por la sustancia aplicada antes mencionada. Para ello se hicieron varias catas y se realizaron varias pruebas con diferentes agentes limpiadores con el fin de dar con el más adecuado para no dañar la policromía.

Una vez realizada la limpieza se procedió a eliminar el alambre típico de estas imágenes que sujetaba los dedos partidos. Todos los de la mano derecha incluido el dedo pulgar que estaba bien fijado por una rotura anterior, pero se encontraba mal posicionado y el dedo índice de la mano izquierda. Tras la eliminación del alambre se procedió a su unión con una espiga y encolado mediante cola vinílica y pasta celulósica y reposición de las faltas con estucado a base de cola orgánica y sulfato cálcico aplicándolo mediante pincel en numerosas aplicaciones para no sobrepasar las zonas en buen estado. Igualando así todo el conjunto de la mano mediante lijado y pulido posterior para que no se note la zona tratada.

Usando la misma técnica de estucado se reponen todas las faltas existentes de estuco debido a golpes y rozaduras en toda la imagen y peana de la misma, en la cual se ha intervenido para su mejor estabilidad. En la zona de la cabeza presentaba varios agujeros para la colocación del nimbo original, y del nimbo algo más pequeño que presenta actualmente, que se sujetaba aprovechando algunos de esos agujeros para no dañar la Imagen. Como no presentaba una buena colocación se optó por tapar dichos agujeros y abrir otros nuevos para una mejor visión frontal del nuevo nimbo.

Una vez estucadas las faltas se procedió a igualar las zonas y hacer una reintegración cromática mediante veladuras, sólo en aquellas zonas que era necesaria una reintegración del color.

Se procedió para su mejor visión del corazón que presenta en el pecho, darle un toque de naranjas y amarillos en las llamas, todo mediante veladuras para diferenciarlo del propio corazón, ya que originalmente presentaban casi el mismo color ambas zonas.

Los motivos ornamentales de los ropajes que habían perdido todo su color y viveza, pues estaban realizados por varias capas de “purpurinas doradas”, se trataron con la colocación de pan de oro a la sisa encima de estas para no perder el dibujo original y darle así más luminosidad.

Todo el conjunto para su protección y para devolverle el color a las zonas que no se habían tratado con veladuras, se lo dotó de barniz especial satinado.

Devolviendo la imagen a su estado lo más fiel posible al original, salvo los matices antes descritos.

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!