domingo, 29 de mayo de 2016

Historia de la custodia de Huéscar, conocida como Torrecilla", el siglo XVI

Fue requisada por la Administración republicana

Huéscar pose una joya de la Hermandad del Santísimo Sacramento de Huéscar, que es su custodia: "La Torrecilla". Obra del siglo XVI, que entraña en sus pocos centímetros de longitud una maravilla de arte tallado a mano, siglos atrás, siendo su procedencia atribuida al jienense Francisco Muñiz, es una filigrana renacentista.

Mide 83'5 cm. de altura. Está formada por tres pisos, cada uno más pequeño que el anterior, hasta culminar en la figura del Salvador. Columnas, figuras, relieves, campanas y adornos hacen de esta "Torrecilla" una extraordinaria obra de arte. 

Está hecha totalmente en plata, aunque el viril, en el primer piso, la Virgen Inmaculada, en el segundo, y la imagen de Cristo que corona el conjunto están sobredorados.

Durante la última de nuestras guerras, tan devastadora para el arte y la cultura de nuestros pueblos, "la Torrecilla" fue requisada por la Administración republicana, como otros muchos objetos de culto, cuadros, etc. Al término de la contienda apareció en Ginebra (Suiza). Fue reclamada por las autoridades nacionales y devuelta al pueblo de Huéscar y a la parroquia de Santa María como su tesoro más preciado".


Fotos: Chari C.




0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!