miércoles, 30 de diciembre de 2015

Los voluntarios de Cáritas de Huéscar, junto con los niños del coro de Santa María visitan a los enfermos



La Navidad es una época del año muy sensible para las personas mayores que están solas, sin poder compartir estos días con la familia y los amigos. De aquí que un año más, para aliviar “un poco”, esta soledad los voluntarios de Cáritas Parroquial de Huéscar, han organizo una visita muy especial por Navidad. 


Durante toda la tarde del martes día 29 los jóvenes voluntarios, el coro de los niños de la parroquia  y  el  Párroco de Huéscar, José Antonio Martínez, fueron acercando la Navidad, llevándoles al Niño Jesús a sus casas cantando villancicos y rezando oraciones.

Una tarde en donde se han cruzado todo tipo de sentimientos, pero sobre todo una tarde gratificante para todas las personas que participaron. Las  personas mayores y sus familias manifestaron una gran satisfacción, abrieron las puertas de sus casas y sus corazones en un día tan especial cargado de ánimos.  "Nosotros queremos seguir pidiéndole al Niño Dios que con su  pequeña mano amorosa siga bendiciendo a todos los mayores de nuestro pueblo", comentan desde Cáritas Huéscar.

De igual modo, "queremos recordar, que estas visitas no solamente se realizan en navidad, sino que semanalmente, jóvenes voluntarios por parejas, visitan a una persona mayor,  con el objetivo de acompañar y dar cariño a aquellas personas que lo necesitan.  Estas visitas son momentos de encuentro entre la persona mayor y los voluntarios, que dependiendo de cada persona, se convierten en momentos de charlar, compartir experiencias, anécdotas o simplemente estar". 

Mª Carmen Chillón Guillén.
Trabajadora Social de Cáritas Parroquial










0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!