sábado, 28 de noviembre de 2015

El Obispo de Guadix dirige el primer retiro diocesano para seglares, sacerdotes y vida consagrada



La Vicaría para el Clero ha organizado por primera vez un retiro espiritual, preparatorio para el Adviento, para todos los sacerdotes, seglares, religiosas y religiosos de la Diócesis de Guadix. 

La cita ha congregado a 250 persona procedentes de distintos pueblos de la Diócesis entre los que se encontraban fieles de Huéneja, Jerez del Marquesado, Alquife, Guadix, Purullena, Fonelas, Gor, Baza,  Benamaurel, Cortes de Baza, Castril, Caniles,Zújar, Galera, Huéscar, cúllar, Puebla de don Fadrique...


Mons. Ginés García Beltrán ha dirigido este retiro marcado por el Año de la Misericordia cuya inauguración se prevé realizar el 13 de diciembre con la apertura de la "Puerta Santa" de la Catedral de Guadix.


El Obispo ha empezado recordando cómo el Papa, en su bula, "nos invita a contemplar el misterio de la misericordia". Dicha misericordia es "una realidad concreta donde Dios revela su amor. Un amor visceral y apasionado al igual que siente un padre o madre cuando ama con pasión a sus hijos". 

Don Ginés ha centrado su reflexión en la Palabra de Dios para así entrar en el misterio de la misericordia de Dios y para ello ha propuesto "dos letras, que han sido dos parábolas con una melodía de fondo: el salmo 135, una oración en forma letanía".  

La primera de las parábolas que ha comentado ha sido la del Hijo Pródigo donde el Padre muestra su compasión hacia el hijo menor y corrige la actitud del hijo mayor. La otra parábola es la conocida como el Buen Samaritano que demuestra que la verdadera compasión no es un sentimiento sino una acción. 

Terminaba su intervención recordando el salmo 135: "por qué es eterna su misericordia",  e invitando a los asistentes a realizar un recorrido por todas las personas y acontecimientos de la vida y ver la presencia de Dios y su eterna misericordia.























1 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!