martes, 9 de junio de 2015

Cáritas parroquial de Huéscar realizó por segundo año su altar del Corpus

Son muchos los pueblos de la geografía diocesana los que se engalanan para celebrar el Día del Corpus, un día tan grande para los cristianos. Pero en cada lugar hay unas características diferentes. 

En Huéscar, comienzan a montarse en las vísperas del Corpus.


Es costumbre, que por la noche la Banda Municipal vaya pasando por cada uno de los altares, tocando los villancicos que para dicho momento escribió, Don José María Guerrero de la Plaza. Junto con la banda va un jurado que se encarga de votar, y de esta forma elegir el altar mejor realizado, “el mejor vestido”.

También la rondalla pasa cantando por cada uno de los altares, lo que le da a la víspera del Corpus un ambiente festivo y de devoción, siendo mucha gente la que sale a las calles para ir visitando los altares.  Este año han sido 4 los que se han montado.

Es el segundo año que Caritas parroquial de Huéscar, que cada vez está más consolidada en la localidad, ha montado su altar. En él han colaborado todos los voluntarios que participan en las actividades que se están realizando. Es de destacar la colaboración del grupo de jóvenes que todos los lunes por la tarde dedican una hora, a visitar a las personas mayores que pasan mucho tiempo solas.

Con la realización de dicho altar, Caritas Parroquial de Huéscar, ha querido celebrar el  Día Nacional de Caridad, o “Día de Cáritas”, que siempre va unido al Corpus Christi, una celebración de gran arraigo y esplendor entre los católicos que manifiestan públicamente la fe en la presencia real de Jesucristo en el Sacramento de la Eucaristía. 

Día en donde más que nunca, los cristianos tienen una razón para estar contentos: Jesús nunca nos abandona, ha querido quedarse siempre con nosotros.

José Antonio Martínez Ramírez. Párroco de Huéscar.

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!