martes, 28 de abril de 2015

Jérez del Marquesado y Exfiliana unidas por la Virgen de la Cabeza

La Virgen fue salvada de la Guerra Civil al ser escondida en un zapato

El pasado 26 de abril, último domingo de abril y festividad de la Virgen de la Cabeza, partió desde Jérez del Marquesado una comitiva muy especial en dirección al Valle del Zalabí. De entre todos, destaca una joven no casada de una familia que custodia desde hace muchos años una pequeña imagen de la Virgen, y que es llevada hasta la ermita de la Virgen de la Cabeza de Exfiliana. 


Allí se produce un emotivo saludo y encuentro para dar comienzo con la celebración de la Santa Misa con la presencia de cientos de personas. 

A la vuelta, la comitiva montada a caballo, vuelve a pasar por Albuñán donde se le canta, reza y la pequeña Virgen va visitando a los enfermos de la localidad. 

Al llegar a Jérez del Marquesado se celebra una Misa en su honor, se besa la imagen al termino de la misma para después ser llevada a su ermita acompañada de todo el pueblo. 

En dicha ermita está el resto del año recibiendo la visita de un pueblo devoto de esta imagen de la Virgen María que como curiosidad se salvó en la Guerra Civil porque una familia la escondió en un zapato. 
   

Fotos: Pepita Estévez

4 Comentarios:

Anónimo dijo...

No parece muy serio eso de meter a la virgen en un zapato...

Anónimo dijo...

Pues gracias a este hecho, la Virgen no fue quemada por los rojos

Anónimo dijo...

la virgen de la Cabeza pequeñita de Jérez fue escondida gracias a los Jerezanos; sin embargo la Virgen de la Cabeza de Exfiliana, fue destruida.


¡¿Te gusta este blog?!