sábado, 11 de abril de 2015

Entrevista del periódico Ideal a Teresa Castellano, hermana mayor del Silencio

Teresa Castellano Velázquez de Castro, es abogada está casada y es madre de tres hijos. Desde el mes de septiembre del año 2006 es la Hermana Mayor de la Cofradía del Silencio de Nuestra Señora de los Dolores, cargo en el que sustituyo al anterior Hermano Mayor, Juan de Dios Castellano, su padre fallecido repentinamente. 


-¿Qué sintió cuando fue nombrada Hermana Mayor para sustituir en el cargo a su padre?
Me hizo y me hace mucha ilusión, se convocaron unas elecciones y me eligieron por unanimidad. Es todo un honor poder sustituir a mi padre al frente de una Cofradía que conocemos en mi casa desde que nacimos. Y asumí la responsabilidad de llevar a cabo los proyectos que mi padre y otras personas de la cofradía tenían en mente. Como en mi casa se estaba al tanto de todo lo que ocurría en la Cofradía, sabia de los proyectos pendientes y los hemos realizado, uno de ellos fue el salir desde la iglesia de los Dolores a cara descubierta hacia la Iglesia Mayor para comenzar la estación de penitencia. Este y otros proyectos que tenían mi padre y Paco Polaino los hemos hecho realidad. Se hicieron unos faroles que pesaban mucho y luego los vaciamos y más tarde los cambiamos a los faroles de mano, actuales. Hemos hecho unas andas para la virgen, y padre y sus compañeros de directiva, restauraron la imagen.

¿Qué recuerdos tiene de la Cofradía?
Recuerdos tengo muchos, porque en mi casa todos somos de la Cofradía del Silencio, y mis hijos también lo son ahora. Recuerdo que antes les cogíamos flores rojas al Cristo de los Méndez y como limpiábamos el trono. Antes había unos candelabros donde se ponían las flores que estaban en mi casa y que también los utilizaba la Cofradía de Santiago, son imágenes de pequeña, ligados a la cofradía que no se me olvidan. Tampoco el año que mu hermana Sara y yo salimos por primera vez en la procesión del silencio. Mi padre nos colocó a las dos delante del trono, yo tenía cinco años y mi hermana cuatro. Recuerdo perfectamente que mi hermano se iba durmiendo. Basta recordar que la procesión del Silencio, sale justo a las doce de la noche. 

Ha sido una de las primeras hermanas mayores en la Semana Santa de Baza, ¿Cómo ha cambio la cofradía y la Semana Santa de Baza?
Yo creo que la primera mujer Hermana Mayor de una Cofradía fue Pilar Noguera, en la Cofradía de Santísimo Cristo de los Méndez, luego creo que fue Carmen Cabrera en el Nazareno y Carmen Mari Checa en la Cofradía de Santiago. En cuanto a los cambios han sido mucho y para mejor. Desde el propio traslado de la imagen desde la Iglesia de los Dolores hasta la Iglesia Mayor. Se trasladaba de aquella manera, la liábamos en una sábana y las llevábamos al estilo casi bajo el brazo y eso ya no es así. Hemos hecho unas andas y este año como novedad hemos restaurado totalmente el trono en los talleres de Hijos de Esteban Jiménez, le están quitando peso, restaurando las tallas y reparando los candelabros que están siendo recubiertos de pan de oro. 

-¿Cuantos hermanos tiene la Cofradía del Silencio?
Estamos 150 hermanos, y quiero precisar que la Cofradía del Silencio, es diferente al resto de cofradías. En su mayoría todos llevamos muchos años en la Cofradía que es una gran familia, no hay intrigas, cada cual sabe lo que tiene que hacer y cuál es su cometido. Aunque no se participe mucho en los actos de la cofradía, cuando se ha necesitado ayuda todos los hermanos han colaborado. Si es cierto que estamos carentes de más gente joven y necesitamos rejuvenecer la Cofradía. 

- ¿Es difícil sacar el cortejo a la calle?
No tenemos problema, somos una cofradía austera, y no tenemos grandes gastos, salvo que acometamos restauraciones como estamos haciendo ahora. El Trono nos está costando mucho trabajo, pero había que hacerlo. Es una suerte tener en Baza a unos artistas como los Jiménez, trabajan de forma espectacular, siempre nos ayudan y no lo pensamos un instante cuando decidimos que fueran ellos los encargados de hacer la restauración. Yo personalmente no lo he visto, pero me dicen que está quedando genial. 

-El desfile procesional es muy especial, uno de los más bonitos de la Semana Santa Bastetana. 
Es impresionante, tenemos la suerte de que hay mucha gente que le gusta acompañar a la virgen, haga frío o calor, la gente vienen, lo mismo hacen los hermanos, hay quienes no vienen a Baza en todo el año, pero cada Jueves Santo a las 11,30 están preparados en la iglesia de los Dolores. A mi particularmente me gusta que la gente acompañe a la virgen, caminando en silencio detrás de ella. No tenemos ningún protocolo o impedimento, estamos abiertos a todo el mundo, nos gusta que la gente venga, incluso en los momentos previos a la salida. Antes de comenzar el desfile procesional, hay un bullicio en el interior de la iglesia y de repente se hace el silencio y la procesión sale a la calle con la solemnidad que nos caracteriza. 

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!