martes, 17 de marzo de 2015

El Obispo visita a los alumnos de Religión del IES Pedro Antonio de Alarcón

También mantiene un encuentro con los enfermos y con la Hermandad de la Sentencia de la parroquia de San Miguel

La Visita Pastoral que el Obispo está realizando en la parroquia de Guadix continúa y su párroco Antonio Fajardo nos lo cuenta así: "La jornada del pasado 12 de marzo comenzaba en el IES Pedro Antonio de Alarcón. A las puertas del Centro fue recibido por la directora, doña Alicia Calderón, el jefe de estudios,don Jesús Alcalá y por el profesor de religión, don José Carlos Valle Yeguas. 

El encuentro del sr. Obispo con los alumnos se produce en el salón de actos, los primeros los de 3° y 4°de la ESO. El profesor de religión presenta al Sr. Obispo les expone el por qué de su presencia. Don Ginés, a continuación, les dice que más que hablar él quiere escuchar lo que ellos piensan y los anima a que con naturalidad le hagan cuantas preguntas quieran. 

Una vez roto el hielo las preguntas se suceden, ¿qué piensa la Iglesia de los homosexuales? ¿Por qué la iglesia está en contra de los preservativos? ¿Por qué decides hacerte obispo en vez de seguir de sacerdote? ¿Qué hace un obispo? ¿Por qué no hay mujeres obispos? ¿Que piensa la iglesia de los no creyentes? ¿Qué piensas del divorcio? ¿Qué piensas del aborto? 

Don Ginés respondió con inteligencia y mucho sentido pastoral, y los chavales escucharon a don Ginés con respeto y atención. A continuación tocó el turno a 1° y 2° de bachillerato. Después de la intervención de José Carlos presentando al sr. Obispo y las razones del su encuentro con los alumnos, don Ginés, como había hecho anteriormente, invitó a los jóvenes a que preguntaran al obispo. Les dijo, yo he venido a hablaros, pero sobre todo a escucharos. La primera pregunta no se hizo esperar, ¿por qué los jóvenes se alejan cada vez más de la iglesia? Don Ginés dice que esa es una pregunta que tendrían que responder ellos. 

Entonces algunos dicen que el alejamiento de los jóvenes es fruto de los escándalos, otros de las riquezas. Don Ginés se lamenta de que haya escándalos, pero les hace ver que la realidad de los sacerdotes es bien distinta de lo que algunos escándalos nos pudieran hacer pensar. Con respecto a las riquezas, les dice que eso no es verdad, la Iglesia tiene patrimonio cultural y artístico, pero no es rica, porque es un patrimonio de todos que cuesta mucho mantener. La riqueza de la Iglesia es otra, la riqueza verdadera que posee, son los hombres y mujeres, niños y jóvenes a los que atiende. Además, les dice, ¿dónde están los jóvenes? Se hace silencio, y continúan las preguntas. ¿Qué se siente al ser Obispo? ¿Qué responsabilidad tiene un obispo? ¿Qué opina de los sacasantos? ¿Por qué la iglesia se empeña en predicar el cristianismo? ¿Qué más da creer que no creer, ser de una religión que de otra? ¿Cómo puedes creer en quién no ves? Si tan bueno es Dios ¿por qué hay guerras y hambre? ¿Usted conoce casos de exorcismo? ¿No te parece hipócrita que se condene tanto el terrorismo islámico y la Iglesia ha hecho lo mismo? 

Don Ginés no dejó ninguna pregunta sin respuesta, lo hace con amor, sin ofenderse ni defendeser, exponiendo con claridad la fe y misión de la Iglesia, pero con mucha humildad. Después de los bachilleres tocó el turno a 1° y 2° de la Eso. Éstos eran un poco más revoltosos, don Ginés le echó paciencia. Y a pesar de que no se callaban, también hubo preguntas. ¿Que diferencias hay entre un evangelista y un católico? ¿Por qué la Iglesia discrimina a los homosexuales? Si confiesas un asesinato, ¿el sacerdote lo puede decir? ¿Por qué los católicos adoran las imágenes? Un grupo muy nervioso en el que ha costado mucho mantener el silencio, pero don Ginés no se ha dado por vencido. Les ha respondido a las preguntas y ha terminado hablándoles de la educación y el respeto a los demás. 

Al finalizar en el IES Pedro Antonio, la Directora y el Jefe de Estudios junto con José Carlos, han despedido a don Ginés agradeciéndole su presencia en el Centro. La cortesía desde la Dirección ha sido exquisita. 

A continuación don Ginés a visitado la Ermita de San Antón, y sobre las dos y cuarto ha finalizado el programa de la mañana. 

La tarde ha estado dedicada a los enfermos. El encuentro con los enfermos es siempre una gracia del Señor. Visitamos a Juan Antonio, que vive sólo en el presente porque perdió los recuerdos del pasado; Angelitas, de la que nos decía su hija que es "una niña muy buena"; Ana, que tiene 16 h. de oxígeno; Concha, que lo único que tiene son 90 años, pero que no le duele nada; Rosario, que nos contó su difícil infancia y juventud; Maruja y Pascual, amigos de todos los obispos de Guadix. La presencia del Sr. Obispo fue para todos motivo de orgullo y de alegría, y por un rato salieron de la difícil rutina de cada día. 

A las 8 Santa Misa en San Miguel, y a las nueve menos cuarto reunión con la Hermandad de los Favores. Don Ginés comenzó la reunión pidiéndoles que le contarán la historia de la Hermandad. Lo hace Juan, el anterior hermano mayor. Al hilo de la historia, don Ginés dice que se siente ligado a la historia reciente de Hermandad por la haber bendecido la Imagen de la Sentencia y haber puesto la Virgen de la Humildad al culto en la Catedral. Todos asienten expresando su agradecimiento a don Ginés. Al hablar de la Humildad y de la Catedral, Ventura pidió al sr. Obispo poder celebrar cultos mensuales, don Ginés le dice que hablen con el Cabildo. D. Ginés también comenta lo que le alegra ver a la gente rezando al Cristo de los Favores, relata que igual pasa en la Virgen de las Angustias. 

Les pregunta a todos ¿qué cómo ven la Hermandad? ¿Cómo veis la Hermandad? Le responden que ahora hay más vida, más actividades, que son más hermandad. Sale el problema de que no hay en Guadix población para tantas hermandades y don Ginés les responde que una hermandad existe para evangelizar, sino cumplen con esta misión, mueren. Les habla de la Caridad que no se puede reducir a la limosna, de la formación, de los sacramentos. A las diez y cuarto de la noche el párroco pidió acabar porque el día había sido muy intenso. Y después de rezar delante de la Imagen de la Sentencia. Nos despedimos. En este día el sr. Obispo ha sido educador, médico, sacerdote, padre, y siempre hermano. ¡Gracias Señor!"










0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!