martes, 26 de marzo de 2013

Carta de agradecimiento del Hermano Mayor de la Cofradía de la Esperanza

En la jornada de Lunes Santo y tras haber digerido la primera jornada de nuestra Semana Mayor, quiero realizar estas líneas para plasmar el agradecimiento de la Cofradía que represento a todas aquellas personas que nos ayudaron en nuestra Estación de Penitencia del Domingo de Ramos.



La lluvia nos sorprendió en la Carrera Oficial, pero desde incluso antes de la salida ya tuvimos el apoyo de muchas personas que nos quisieron ver por las calles de Baza y que aportaron su ánimo y su grano de arena.


En especial me gustaría agradecer a los hermanos de la Cofradía de la Esperanza el amor, la ilusión, el esfuerzo y el tesón que pusieron para que la hermandad actuase con normalidad y orden pese al chaparrón de agua que nos sobrevino. Hago mías las palabras de nuestro capataz José Ramón Ibarra, en el hecho de la “deuda” con la cuadrilla de mujeres de Ntro Padre Jesús de la Paz, las cuales no pudieron disfrutar ayer de “su” día. 

El próximo año volveremos a intentarlo para que no se queden esas ganas dentro. A la cuadrilla de hombres darles la enhorabuena por el inmenso esfuerzo que hicieron buscando el pronto refugio de nuestro Señor. La actuación de los hermanos de fila no pudo ser mejor al no abandonar a sus titulares pese a la lluvia.

Por supuesto agradecer las facilidades otorgadas desde la Federación de Cofradías que aguantaron los cambios forzosos que realizamos.

Y desde luego no quiero olvidar a la Cofradía de Santiago, al completo, porque se volcaron con nosotros ayudándonos en su “casa” a que todo estuviese controlado cuando tuvimos que pedir refugio en la Iglesia. D. Antonio Travé nos acogió y estamos inmensamente agradecidos.

Agradecer desde estas líneas el ofrecimiento de las cofradías como la del Nazareno que al paso por Cava Alta nos abrió sus puertas para guardar lo que fuese necesario y que no se mojase más.

No podemos más que estar agradecidos a todos cuantos nos brindasteis ayuda la cual unas veces podemos coger y otras no por las circunstancias.

Muchos nos habéis preguntado por un plástico para estos casos. El plástico está, pero por la conformación del Misterio no se puede usar, ya que dañaríamos más de lo que solucionamos. 

Por suerte el patrimonio está seco y sin daños y desde luego vivimos una experiencia magnífica que solo se vive en esos momentos. Todos fuimos y nos comportamos como HERMANDAD. Algo que se debe al buen hacer y el amor que todos tenemos por los titulares de la Real e Ilustre Cofradía de la Entrada Triunfal de Nuestro Padre Jesús de la Paz en Jerusalén, Santísimo Cristo del Amor, Nuestra Señora de la Esperanza y San Juan Evangelista.

Por todo ello Gracias.


José María Manzano Corbalán
Hermano Mayor

0 Comentarios:


¡¿Te gusta este blog?!